El presidente del Consejo Coordinador Empresarial criticó que desde el gobierno se interprete que buscan un rescate; demandan apoyos fiscales.

Tras el primer día de la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), su presidente, Carlos Salazar Lomelín, reiteró que el sector privado no está pidiendo al gobierno un rescate financiero de grandes compañías, sino apoyo fiscal y financiero para dotar de liquidez a la economía nacional, en particular a las pequeñas y medianas empresas.

En conferencia de prensa tras la primera jornada de actividades, Salazar Lomelín destacó que los apoyos solicitados no han aparecido, por lo que han recurrido a entidades como el BID Invest, que el domingo anunció la disposición de créditos para factoraje para pequeñas y medianas empresas.

“Nunca, jamás en ninguna de las propuestas manejadas por el CCE y los 12 organismos que los integran hemos hecho una sola petición relacionada con estos temas. Traer temas del pasado a una crisis totalmente diferente, viene de una crisis inducida. No hemos pedido rescatar empresas, hemos pedido apoyar a los trabajadores, y evidentemente la empresa tiene una resultante: tiene que ser el que distribuya entre sus trabajadores el tipo de apoyos que hemos pedido”, indicó.

Durante la mesa inaugural, el senador de Morena y presidente de la Comisión de Hacienda, Alejandro Armenta, expuso que la actual administración no se puede permitir otro Fobaproa en alusión al rescate bancario tras la crisis de 1995.

“Nosotros estamos a favor de rescatar a los empresarios, empresarios nacionalistas, micro, pequeños, medianos, grandes empresarios, pero lo que no podemos permitir es crear otro Fobaproa que ya nos cuesta 3 billones, ni podemos seguir con esa espiral de deuda”, afirmó.

En el mismo sentido, durante su conferencia matutina del lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador al responder preguntas sobre el acuerdo entre el Consejo Mexicano de Negocios y el BID Investment, mencionó que no se endeudará al gobierno como se hiciera 25 años atrás para rescatar a un ‘grupo’.

“No es pleito, no es confrontación, o sí, es confrontación de ideas, por el bien de todos, porque a nadie de los que estamos aquí, de los que están viendo, les va a gustar que apliquemos un Fobaproa II, a ver si la gente quiere que el gobierno se endeude para rescatar a un grupo.

“Claro que tienen argumentos, desde luego; nosotros también, que hay que mantener la planta productiva, nosotros queremos mantener la planta productiva, pero no así. Eso ya se probó y resultó un desastre para el país, no vamos a regresar a lo mismo, por eso hubo un cambio”, expuso el mandatario.

Entre las propuestas que ha realizado el sector privado para apoyar a las empresas a conservar los empleos se ha solicitado postergación de pago de impuestos, con énfasis en no condonarlos. También se ha solicitado la creación de un salario solidario de manera que los trabajadores puedan seguir recibiendo ingresos con una parte a cuenta del erario público, que sumaría 97 mil millones de pesos para un mes.

También se ha demandado ajustar los planes de gasto público con el fin de reorientar los recursos para obras de infraestructura que detonen empleos, pero diferente de los planes del gobierno como el Corredor Transístmico, el Aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya.

Otra de las medidas requeridas es ofrecer financiamiento a mipymes a través de la banca de desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...

Por qué es tan importante la audiencia contra García Luna en EE.UU. y qué implicaciones tiene para el expresidente Felipe Calderón

Durante la audiencia ante el juez, el exsecretario de Seguridad Pública de México se decla…