Se tendrán que improvisar campamentos para atender a los «miles de personas» que se enfermarán si no acatan las medidas de sana distancia, alerta el mandatario estatal.

El gobierno de Nayarit dijo que sus hospitales están llenos y que los servicios funerarios están alcanzando su capacidad, haciendo sonar una alarma que lo pone en desacuerdo con el gobierno federal.

Nayarit pronto tendrá que improvisar campamentos de lona de plástico para atender a los «miles de personas» que se enfermarán si las personas continúan ignorando las pautas sobre el uso de cubrebocas y el distanciamiento social, dijo el gobernador Antonio Echevarría en un mensaje el sábado.

«En los próximos días, la capacidad del hospital colapsará y los servicios funerarios no podrán satisfacer la demanda», dijo Echevarría. «Si continuamos en el mismo camino, tenemos que estar preparados para lo peor».

La advertencia del gobernador contrasta con los datos proporcionados por el gobierno federal, que muestra un escenario en el que solo el 58 por ciento de las camas de hospital regulares de Nayarit están ocupadas y se usa menos de una cuarta parte de todos los ventiladores.

Nayarit es el hogar de Punta Mita, un complejo de golf de clase mundial con campos diseñados por Jack Nicklaus. El estado, con una población de más de un millón de personas, tenía mil 592 casos confirmados de COVID-19 y 185 muertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...

Ganó Biden

Biden gana la presidencia y pone fin a cuatro años turbulentos de Trump Joseph R. Biden Jr…